El hormigón romano, un secreto bien guardado

Los romanos eran unos auténticos portentos, construyeron las mayores obras de ingeniería de su época con su limitada tecnología, obras que aún perduran con el tiempo. ¿Su secreto mejor guardado? El hormigón romano.

Operarios echando hormigón

El hormigón es un material compuesto que se compone generalmente de cemento, agua y arena/grava y que utilizamos para construir muchísimas cosas, forma parte de nuestro día a día.

Maravillas como el Panteón romano siguen en pie después de dos milenios, y no en mal estado, precisamente, lo que nos hizo preguntar: ¿qué usaban los romanos para construir?

Panteón (Roma), construido con hormigón romano

Panteón (Roma), construido con hormigón romano.

El secreto del hormigón romano

La “receta” desapareció, como el Imperio Romano. Hubo que esperar 1000 años desde su caída para redescubrir el hormigón a secas, el secreto del hormigón romano se conoció aún más tarde gracias a textos antiguos que se han podido recuperar: se utilizaba un hormigón formado a partir de pozzolana (arenas volcánicas), rocas y cal de construcción.

Y todavía no lo sabemos todo…

…porque parece ser que el hormigón romano oculta todavía más misterios. Uno de ellos se ha descubierto muy recientemente: el hormigón mediante una reacción de agua de mar y una mezcla de ceniza volcánica con cal viva formaba cristales de tobermorita, que aumentaba su resistencia a la fractura. Y esto no es todo, a medida que el agua de mar iba entrando por las grietas del hormigón, reaccionaba con otro cristal hallado generalmente en rocas volcánicas, la philipsita, formando más cristales de tobermorita…

En resumen: la mezcla de todos estos factores formaba un hormigón que podemos catalogar como uno de los mejores materiales de construcción de la historia, por su empleabilidad, durabilidad y abundancia. Ni tan siquiera el hormigón moderno es tan resistente, ya que en contacto con el agua salada se deteriora a lo largo del tiempo. ¡Parece que tenemos mucho que aprender de los romanos todavía!

¡Qué curioso!

Fuentes:

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La maloliente flor “cadáver”

Flor cadáverLa flor cadáver es una planta realmente extraña. Solo florece una vez en su vida, y lo hace tras varias décadas. Además, su nombre se debe a su desagradable olor a carne podrida, que atrae moscas y demás insectos que desde luego no querríamos en nuestras casas.

Eso no es todo, esta flor esconde un misterio todavía sin resolver: ¡se dió un caso en EEUU en el que flores cadáver de todo el país florecieron al mismo tiempo!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El misterio de la “Devil’s Kettle”

Devil's KettleThe Devil’s Kettle o en español, la Tetera del Demonio es una pequeña catarata situada en Minnesota (EE.UU) con un misterio aún por resolver: la mitad del agua del río cae a un agujero (la catarata de la izquierda de la foto) y literalmente desaparece.

Todos los intentos para conocer el camino del agua que cae al agujero han fallado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail