El fenómeno del Catatumbo (Venezuela)

Catatumbo es un lugar de Venezuela en el que ocurre uno de los fenómenos más impresionantes y bellos de nuestro planeta: el “relámpago del Catatumbo”.

Este fenómeno consiste en la caída de multitud de rayos (y por tanto, en la aparición de relámpagos) a lo largo de la cuenca del río Catatumbo y del lago de Maracaibo. Es, según la NASA, el lugar de la tierra donde más rayos caen: aproximádamente 200 rayos por kilometro cuadrado al año (¡1,2 millones de rayos al año!). Una barbaridad.

Explicacón al relámpago del Catatumbo

Desde el descubrimiento de este fenómeno se han formulado diversas teorías para entender qué es lo que causaba la aparición de tantos relámpagos, desde mitos antiguos donde los dioses eran ley hasta la teoría moderna, la más aceptada entre los científicos.

Hace unas décadas se creía que eran los depósitos de uranio cerca de la cuenca del Catatumbo los que causaban la actividad eléctrica de la zona. Más tarde, se postuló que el aire del lago de Maracaibo era muy conductivo (mayor actividad eléctrica) debido al metano producido por la industria petrolera. Otras teorías incluyen la humedad del ambiente y la deforestación de la zona a su explicación del fenómeno.

Hoy día se cree que el origen del fenómeno se basa en el relieve de la zona, único en todo el mundo. Cerca del lago de Maracaibo hay una serie de cordilleras que bloquean el paso al aire cálido proveniente del Caribe. Cuando el aire frío que desciende de los Andes choca con el aire cálido se forman nubes tormentosas.

Relámpago del Catatumbo, en Venezuela
Relámpago del Catatumbo, en Venezuela.

Regeneración de la capa de ozono

Las tormentas eléctricas producen ozono, al calentar el aire las descargas eléctricas. Se piensa que el relámpago de Catatumbo puede tener un rol crucial en el proceso de regeneración de la capa de ozono, aunque otras fuentes aseguran que aunque se produce mucho ozono, es poco probable que este acabe llegando a la altitud de la capa, regenerándola.

¡Qué curioso!

Fuentes:

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Bosque japonés, la joya de un país desarrollado

De Japón sabemos que es un país bastante importante internacionalmente. ¿Pero sabíais que también es uno de los países desarrollados más verdes del planeta? Para enterarnos de lo que le pasó al bosque japonés debemos remontarnos 300 años atrás…

Bosque japonés Aokigahara

Bosque de Aokigahara, Japón.

El origen del problema

Japón tuvo un grave problema de deforestación durante el siglo XVIII. ¿La razón? Desde tiempos de antes de Cristo los habitantes del archipiélago talaban bosques enteros para poder abastecer a sus ejércitos y construir castillos y monumentos. Dichos bosques no se replantaban con árboles, así que el problema se volvía cada vez mayor.

Este tipo de consumo funcionaba relativamente bien en esa época: la población era baja, por lo que el bosque japonés se regeneraba poco a poco, y los aldeanos podían ejercer la agricultura en los terrenos previamente talados. Sin embargo, la situación empezó a cambiar drásticamente a partir del siglo XVI. Japón ya contaba con 10 millones de habitantes: el consumo se había disparado. A finales del siglo XVII la población superaba los 25 millones, la mayoría de los bosques habían sido talados, la madera empezaba a escasear y surgían los problemas: corrimientos de tierra, inundaciones, desertización progresiva… La situación era insostenible.

La solución: reforestar el bosque japonés

Había que hacer algo. Las aldeas se juntaron y se empezó a fomentar el cultivo de árboles para abastecer la demanda. Se crearon nuevas técnicas de cultivo, surgieron manuales de silvicultura (significa cuidado de los bosques) y grupos de personas que viajaban de pueblo en pueblo dando a conocer los nuevos avances. El propio gobierno creó instituciones y terrenos especiales para fomentar la plantación de árboles.

La reforestación fue un proceso muy largo, que al final se completó en la década de 1920, para entonces la masa forestal de Japón había vuelto a su esplendor. Desgraciadamente, no iba a durar mucho. Durante la Segunda Guerra Mundial se perdieron cantidad de bosques. Para solventar esto se introdujo un nuevo plan de reforestación durante los 60 y 70.

El bosque japonés hoy

A día de hoy Japón es el país desarrollado con mayor masa forestal del mundo, con un 75% de su superficie cubierta por árboles, todo ello a pesar de ser de los países con mayor densidad de población. Un reto que ha perdurado durante varios siglos y cuyos frutos puede ahora disfrutar la población nipona.

Desgraciadamente hay países en los que no se ha seguido el rumbo de Japón. Es el caso de Haití, país atrapado en la pobreza por culpa de unos terrenos erosionados, sin masa forestal y poco fértiles.

¡Qué curioso!

Fuentes:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Cuando dos aguas se juntan…

Río Amazonas y Río Negro, uniéndoseExiste un sitio en Brasil llamado “Encontro das Águas”, o sea, “Encuentro de las Aguas” donde dos de los ríos más largos del planeta (Amazonas y Negro) fluyen juntos sin que se unan sus aguas. El efecto se debe a la diferencia de la temperatura del agua, su velocidad y diferentes sedimentos que lleva cada uno de ellos.

¡Espectacular!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail