Jagdkommando, el cuchillo prohibido

Hay cuchillos más  o menos afilados que otros, pero el que os voy a enseñar hoy tiene la fama de ser el más mortífero y letal que se haya fabricado. Fue creado a conciencia para lograr su objetivo: matar. Razón por la que es un cuchillo prohibido.

Os presento el Jagdkommando Tri-Dagger (nombre comercial), el cuchillo más letal del mundo:

Foto del Jagdkommando, el cuchillo prohibido

¿Por qué es tan letal?

Como podéis comprobar en la foto, es un cuchillo bastante extraño: tiene tres filos, agujeros en el medio y una punta muy afilada. Todo pensado al milímetro, la función de este arma es apuñalar y causar el mayor daño posible. ¿Cómo funciona? ¿El diseño es funcional o simplemente estético?

Es completamente funcional: los 3 filos crean una herida con forma triangular, los huecos dejan fluir la sangre y los agujeros dejan pasar el aire, provocando infecciones bacterianas en la herida. Todo ello crea una incisión que no para de sangrar, muy difícil de curar y potencialmente mortal, dependiendo de la zona del cuerpo donde se haya ocasionado la herida. Además, la base metálica se puede usar para romper cristales, dar golpes o lo que os diga la imaginación.

Por suerte, este arma es ilegal en gran parte del mundo (no conozco las leyes de todos los países, por desgracia) y su uso bélico está prohibido, aunque en según qué países su posesión es legal.

Por si tenéis curiosidad, la podéis adquirir aquí, por el módico precio de 1.145 dólares, un precio un poquito elevado para un cuchillo que solo sirve para apuñalar, cosa que evidentemente no es muy legal.

¿Y por qué es un cuchillo prohibido?

Aparte de que eso de apuñalar a la gente no está bien visto por las fuerzas de la ley, en la guerra hay ciertas reglas y armas que están prohibidas como las bombas de racimo, el gas mostaza, etc.

Estas normas se establecen en los Convenios de Ginebra, convenios para evitar el sufrimiento a las víctimas de la guerra y que prohiben ciertas armas que no son bien recibidas moralmente.

 

¡Qué Curioso!


Fuentes